¡Estírate!

estiramientos

Hoy vamos a hablar de los estiramientos antes y después de hacer ejercicio y de su importancia para mantener un cuerpo sano y sin lesiones.

Los calentamientos tenemos que verlos como parte más de la rutina de ejercicios y no saltárnoslos nunca. Si empezamos desde una posición de relax o sentada a un ejercicio intenso podemos dañarnos las articulaciones y los músculos. La clave es hacer calentamientos que sean dinámicos, moviéndo todo nuestro cuerpo y no estáticos porque así la sangre circula por todo nuestro cuerpo y calienta todos los miembros. La rigidez muscular está directamente relacionada a las lesiones y los calentamientos dinámicos nos ayudan a reducir esta rigidez.

¿Qué tipo de calentamiento podemos hacer? Podemos empezar moviendo los pies y los brazos en el aire, hacer sentadillas, y estirar los músculos de los brazos y piernas de manera dinámica. Luego podemos hacer como que saltamos a cuerda o hacer jogging para incrementar nuestra temperatura corporal. Es importante hacer tanto estiramientos para reducir la rigidez muscular cómo para los músculos específicos que vayamos a utilizar en el ejercicio ese día.

Además gracias a los calentamientos podemos mejorar nuestro rendimiento porque vamos a poder contraer y relajar los músculos más rápidamente; porque los músculos calientes facilitan a la hemoglobina a liberar oxigeno de forma más inmediata a temperaturas musculares más elevadas, porque incrementamos la circulación sanguínea en los tejidos y porque nos ayuda a preparar el ritmo del corazón para el ejercicio que vayamos a realizar.

Al terminar el ejercicio también es importante hacer estiramientos porque tenemos los músculos calientes y van a responder muy bien a este tipo de ejercicio que va a ayudarnos a relajarlos En este caso, es mejor hacer movimientos estáticos que nos van a ayudar a reducir el nivel de adrenalina en la sangre, a evitar que nos mareemos o desmayemos a causa de la acumulación de sangre venosa a las extremidades y nos permite volver a un ritmo cardíaco de descanso.

Para relajarnos podemos justo después del ejercicio caminar un poco para desacelerar el ritmo cardíaco y luego hacer estiramientos estáticos que nos va a ser muy útiles para su recuperación.

Anuncis