Enfermedad de Alzheimer

adult helping senior in hospital

El alzheimer, según Cummins y Marsden es un sindrome de compromiso intelectual adquirido, caracterizado por defectos persistentes en por lo menos tres de la siguientes areas de la actividad mental: memoria, lenguaje, habilidades visoespaciales, personalidad o estado emocional y cognicion. 

La enfermedad de Alzheimer (EA) es una enfermedad neurodegenerativa progresiva con manifestaciones clínicas tanto a nivel cognitivo (afectación de la memoria y capacidades intelectuales) como a nivel funcional (con una pérdida progresiva de autonomía)

 

Afecta a la memoria, lenguaje y pensamiento, entre otras áreas. Se ven afectadas las actividades diarias y se presentan cambios conductuales, neurovegetativos (cambios en el apetito…), etc. 

 

En los últimos 40 años ha habido un aumento de esta demencia en la población de más del 87%, debido en gran parte a la mejora de la esperanza de vida.

alzheimer1

 

Los factores de riesgo más importantes son:

  • La edad – a partir de los 65 años aumenta el riesgo.
  • Antecedentes familiares de demencia
  • Hipertensión

 

Así pues, los afectados con la Enfermedad de Alzheimer pueden presentar faltas en la organización del discurso, perseveraciones, fallos en la compresión lectora, fallos en actividades cuotidianas que impliquen acciones motoras (como la preparación de su comida), cambios en el humor, personalidad y conducta, alteración del pensamiento abstracto, dificultad para realizar tareas complejas y dificultad para adquirir nuevos conocimientos, entre otras.

 

Existen tres estadios de deterioro:

  • El estado inicial, puede durar de 2 a 4 años.
  • El estado intermedio, puede durar de 3 a 6 años
  • El estadio final, que dura entre 1 y 3 años y dónde se presenta una deterioración grave de funciones y capacidades.

 

Alzheimer_8

cerebro sano vs cerebro con alzheimer avanzado

Así pues, ¿cómo puedo prevenir el alzheimer?

Esta enfermedad se ha visto relacionada con el tabaquismo, escasa actividad mental, lesiones y golpes cerebrales, hipertensión, diabetes, obesidad, sedentarismo y depresión.

 

Con cambios estables en el estilo de vida pueden tener un impacto directo con la aparición de EA. Así pues, dejando de fumar, haciendo ejercicio semanal y controlando la dieta para prevenir la diabetes y obesidad estamos dando grandes pasos hacia el camino correcto.

También es importante vigilar para no darse golpes cerebrales ya que un trauma cerebral tiene una relación bastante directa, sobretodo cuando la lesión implica pérdida de conciencia.

.

Finalmente, mantener una actividad intelectual activa puede ayudar mucho a reducir el riesgo de EA. 

5 Trastornos Mentales Más Comunes

Cuando pensamos en patologías mentales probablemente pensamos en trastornos que incluyen alucinaciones y locura como por ejemplo la esquizofrenia o la psicosis ya que son trastornos muy utilizados en la cultura general como por ejemplo en el cinema o la literatura. Estos trastornos son comunes pero aún hay 5 trastornos mentales más frecuentes en la población. Para tratar la mayoría de estas enfermedades es muy importante una terapia psicológica ya que se ha demostrado que el tratamiento farmacéutico frena los síntomas a corto plazo pero vuelven a aparecer, haciendo necesario una medicación durante mucho tiempo. En cambio, varios estudios avalan que con la terapia psicológica se experimentan mejoras a largo plazo.

Estos son los 5 trastornos mentales más frecuentes:

  1. Depresión
  2. Trastornos de ansiedad y fobias
  3. Trastornos alimentarios
  4. Alzheimer
  5. TDAH

Depresión:

depression-13057

Una de cada cinco personas sufrirán depresión a lo largo de su vida. La depresión es un desorden del estado de ánimo y se entiende como un estado de tristeza, apatía y de sentirse miserable y abatido. La depresión afecta tanto al organismo, como al estado de ánimo y a los pensamientos. Algunos de los síntomas que experimenta una persona con depresión son bajo estado de ánimo, no sentir satisfacción o placer al hacer actividades habituales, dificultad por dormir o dormir demasiado, falta de energía, cansancio, un cambio en el apetito, sentirse desamparado, inútil, falta de autoestima, etc.

Ansiedad:

anxiety2

Dentro de los trastornos de ansiedad se incluyen el TOC (Trastorno obsesivo compulsivo), los ataques de pánico, fobias específicas y la ansiedad generalizada entre otros. Estos trastornos son emocionales y el miedo y la preocupación son síntomas principales de ellos. Dependiendo del trastorno los síntomas varían pero estos son los más generalizados: Sentimientos de pánico, miedo y desasosiego; pensamientos obsesivos incontrolables, comportamientos rituales, dificultades por dormir, palpitaciones, dificultades para respirar e hiperventilación, mareos, nausea, tensión muscular y temblores. Varios estudios dicen que el 14% de los europeos sufren algún tipo de trastorno de ansiedad.

Trastornos alimentarios:

images

Aunque se manifiestan a través de la conducta alimentaria, en estos trastornos se experimenta una distorsión de la imagen corporal y un gran temor a subir de peso por lo cual es una enfermedad que crónica y progresiva mental. Entre estos trastornos se encuentra la Anorexia Nerviosa y la Bulimia Nerviosa que son los que más prevalecen. Algunas de las personas que padecen estos trastornos además de dejar de comer recurren a atracones y purgas. . Las personas anoréxicas terminan comiendo una cantidad de comida muy insuficiente, dejan de comer y se obsesionan por hacer ejercicio. La comida y el peso se vuelven una obsesión. También recurren a atracones y purgas. A las mujeres anorexicas se les termina retirando el período y sufren alteraciones en su organismo muy preocupantes. Las personas bulímicas ingieren grandes cantidades de comida y como consecuencia experimentan sentimientos de culpabilidad, vergüenza, ansiedad, etc. Para eliminar estos sentimientos recurren a vómitos, al uso de laxantes y diuréticos y a dejar de comer durante unos días En casos graves estos trastornos llevan a la muerte.

Alzheimer:

Alzheimer66

Se trata de una enfermedad neurodegenerativa con deterioro cognitivo y trastornos conductuales. Esto conlleva un deterioro progresivo de las capacidades y procesos mentales. En esta enfermedad se pasan por distintas etapas que pasan de la leve a la moderada y a la grave. Algunos de los síntomas son pérdida de la memoria a corto plazo, problemas con la atención y orientación espacial (desorientación de tiempo y lugar), dificultades con el lenguaje, dificultad para resolver problemas o para planificar y cambios de personalidad. Estos síntomas van a afectar a la vida cotidiana del individuo. En la etapa grave los enfermos con Alzheimer se vuelven discapacitados y necesitaran ayuda de los familiares. Pierden la capacidad para alimentarse a si mismas y el control corporal, no reconocen a las personas más cercanas, pierden la capacidad par hablar y su memoria se vuelve muy limitada o casi inexistente. Las personas con alzheimer en un principio pueden volverse olvidadizas y con cambios anímicos inusuales.

TDAH:

image_item_final_12

El Trastorno por déficit de atención y hiperactividad es un trastorno del comportamiento y aunque afecta al aprendizaje de los alumnos no se trata de un trastorno del aprendizaje. Muchas veces este trastorno aparece sin el componente de la hiperactividad. Este trastorno afecta a casi un 10% de la población infanto-juvenil y es más prevalente en varones. Los síntomas del TDAH aparecen tanto en la escuela como fuera de ella; entre ellos se encuentra: inquietud y dificultad por mantenerse sentado sin moverse, correr, saltar y moverse en situaciones inadecuadas, excitación, habla excesiva, dificultad para jugar tranquilamente, dificultad para mantener la atención, no atender a detalles y cometer errores, no seguir instrucciones, dificultad para organizarse, se distrae fácilmente y olvida cosas y tareas.

Las mujeres son más propensas a sufrir de depresión, trastornos de ansiedad y trastornos alimentarios.

Otros trastornos mentales muy frecuentes son el alcoholismo, el trastorno bipolar, la esquizofrenia, y la psicosis por consumo de drogas.