Dar Regalos nos hace Felices

giving

Durante estas pasadas fiestas seguramente la mayoría de nosotros habremos regalado y recibido regalos. Cuando nos regalan cosas que realmente deseábamos estamos muy contentos pero varios estudios han encontrado que dar regalos nos hace más felices que recibirlos. Y uno de los motivos más relevantes es que la amabilidad nos gratifica.

Además, dar regalos a otros nos hace más felices que comprar cosas para nosotros mismos. Siendo amables hallamos una felicidad -no relacionada con posesiones- que es más plena y duradera. Además, si nos entrenamos para que nuestra amabilidad sea periódica y no esporádica, vamos a desarrollar nuestro altruismo y prosocialidad lo que nos hará también más felices.

En un estudio publicado en el Journal of Social Psychology, en Gran Bretaña sus participantes completaron una encuesta que medía la calidad de vida. Luego dividieron estos 86 participantes en tres grupos. El primero recibió instrucciones para ejercer un acto de amabilidad diario durante 10 días. El segundo grupo tenía que hacer alguna actividad nueva cada día durante 10 días. Finalmente, el tercero no recibió ninguna instrucción.

Pasados los 10 días, volvieron a rellenar el cuestionario de satisfacción con la vida.
Tanto el primer como el segundo grupo experienciaron un incremento en felicidad y satisfacción. El tercer grupo no experimentó cambios en su calidad de vida subjetiva.

givers

Otro estudio publicado en el Journal of Happiness Studies llevado a cabo en Harvard y Columbia los investigadores instruyeron a unos 25 participantes a recordar vividamente la última vez que gastaron 20$ o 100$ en algo para ellos mismos. A la otra mitad de los participantes (51 en total), tuvieron que recordar vívidamente cuando gastaron la misma cantidad de dinero en alguien que no fuera ellos mismos, lo que podemos llamar gasto prosocial. Todos los participantes rellenaron un test que medía cuán felices eran.

Después, se les dió a los participantes pequeñas sumas de dinero y dos opciones a escoger: Podían gastarlo en ellos mismos (pagando una factura o en un regalo) o podían gatarlo en alguien (una donación, caridad o regalo). Su elección sería anónima para no sentirse presionados a escoger la opcion altruista.

Los resultados más relevantes fueron que: 1) los participantes se sintieron más felices cuando se les pidió recordar un momento en que compraran algo para alguien independientemente de la suma de dinero. Y 2) Los participantes que se sintieron más felices al rememorar cuando regalaron algo a alguien gastaron el dinero que se les dió en alguna otra persona.

Así pues, la felicidad estimula el altruismo y al inrevés.

Este hallazgo no solamente funciona con bienes materiales. Donar tiempo (por ejemplo haciendo voluntariado) o hacer algo para alguien querido (por ejemplo hacerles la compra, ayudarles a limpiar la casa o invitarlos a cenar) también incrementa nuestra felicidad significativamente.

Anuncis

10 Cosas que Hacer Para Ser Más Feliz

1- Haz más ejercicio.

En el American College of Sports Medicine’s Health & Fitness Journal han hablado recientemente de un entrenamiento con intervalos de 7 minutos que se ha demostrado científicamente que produce los beneficios del fitness en pocos minutos. Así que si tenéis poco tiempo, podréis encontrar un hueco en esta agenda para estos ejercicios que os llevan menos de 10 minutos.

Como ya sabemos, el ejercicio tiene efectos importantes en nuestra felicidad y bienestar y es efectivo para superar la depresión a largo plazo. Haciendo ejercicio liberamos endorfinas y proteínas que nos hacen sentir una sensación agradable y más felicidad.

cerebro felicidad


ACTIVIDAD CEREBRAL DESPUÉS DE CAMINAR 20 MINUTOS.

2- Duerme más

Dormir nos ayuda a recuperar nuestro cuerpo y mente de la actividad diaria lo cual nos ayudará a ser más productivos y a centrar más la atención en las tareas que hagamos el día siguiente.

Po Bronson y Ashley Merryman cuentan como dormir nos hace menos sensitivos a las emociones negativas; Los estímulos negativos son procesados por la amígdala y las memorias neutrales o positivas son procesadas por el hipocampo. Cuando experimentamos una privación del sueño, es decir cuando pasamos muchas horas sin dormir, nuestro hipocampo se ve mucho más afectado que la amígdala lo que significa que si no dormimos vamos a responder mejor a los estímulos negativos y no vamos a evocar memorias agradables.

 

En otro experimento de Walker, estudiantes privados de sueño intentaron memorizar una lista de palabras. Pudieron recordar el 81% de las palabras con una connotación negativo como por ejemplo ‘cancer’ pero sólo recordaron el 31% de palabras con una connotación positiva o neutral como ‘rayo de sol’ o ‘basket’.

 Privación del Sueño

3- Vive cerca del trabajo:

Un viaje corto hacia el trabajo diariamente es mejor que una casa grande, en efectos en nuestro bienestar. Este trayecto lo hacemos dos veces al día, cinco veces por semana y nos afecta más de lo que pensamos. No nos habituamos al trayecto, como lo hacemos con otros hábitos, porque a veces hay más o menos tráfico y circular en un tránsito denso es un estímulo negativo.

Des de mi punto d vista, esta variable sería probablemente diferente si se realizara el trayecto en trasporte público y deberían hacerse estudios para comprobarlo.

4- Pasa tiempo con amigos y familiares.

Uno de los 5 remordimientos en el lecho de muerte es no haber pasado más tiempo con la familia y amigos.

Diversos estudios han demostrado cómo pasar tiempo social con nuestros relativos o amigos afecta a cuan felices nos sentimos. Incluso para los introvertidos, los momentos sociales con nuestros allegados son altamente valiosos para mejorar nuestro bienestar.

Las interrelaciones y ayudar a los demás son factores clave para vivir vidas placenteras. El beneficio más grande que sacamos de las relaciones sociales no viene de tener personas con las que contar cuando pasamos malos momentos y sentirnos amados por ellos sino de ayudar a los otros. Las personas que ayudan a amigos, y vecinos, aconsejándoles y preocupándose por ellos, tienden a vivir más años.

 Caucasian family with toddler son washing English Bulldog in backyard.

5- Sal a la calle.

Pasar tiempo al aire libre mejora nuestro bienestar. Pasar 20 minutos fuera cuando hace buen tiempo no incrementa solamente el buen humor sino que ensancha el pensamiento y mejora la memoria de trabajo.

Los participantes de un estudio de la Universidad de Sussex en el Reino Unido, son sustancialmente más felices en ambientes naturales que en ambientes urbanos.

9990767-young-woman-enjoying-the-fresh-air

6- Ayuda a los demás.

Para ser más feliz, ayuda a los otros. El tiempo óptimo que debemos pasar ayudando a los demás y así enriquecer nuestras vidas son dos horas a la semana o 100 horas al año.

 ayuda-help-fair-play-empatia-foul-solidaridad

7- Sonríe.

El solo hecho de sonreír puede hacernos sentir mejor y aliviar el dolor pero es más eficaz cuando lo respaldamos con pensamientos positivos.

Un estudio de la Michigan State University business scholar sugiere que aquellas personas que practican una sonrisa falsa durante el día terminan con mal humor y esto afecta a su productividad. Pero los trabajadores que cultivan pensamientos positivos mejorar su estado de ánimo y se retractan menos de sus tareas.

Se puede diferenciar perfectamente una sonrisa verdadera y una sonrisa falsa porque cuando sonreímos y reímos de verdad se contraen los músculos involuntarios oculares; son involuntarios porque no los podemos controlar. Con una sonrisa falsa estos músculos no se mueven.

De todas formas, forzar una sonrisa en momentos de aflicción o angustia es suficiente para subir nuestro estado de ánimo ligeramente. Es lo que los psicólogos llamamos la hipótesis de la retroalimentación (o feedback) facial, en que la actividad muscular en si misma iniciaría la producción de la propia experiencia emocional.

real-and-fake


Sonrisa falsa vs. Sonrisa verdadera

8- Planea un viaje.

Organizar unas vacaciones produce más sensación agradable que el hecho de irse de vacaciones.

Un estudio publicado en la revista Applied Research in Quality of Life indicó que el punto álgido de más felicidad vino cuando se planeaban las vacaciones porque los empleados experimentaban una anticipación y expectación.

Este incremento en la felicidad producida por la sensación de anticipación duró 8 semanas. Una vez volvieron de las vacaciones, la felicidad volvió inmediatamente a los niveles base de cada empleado.

 TravelPlanning

9- Medita.

Con la meditación además de mejorar tu atención, tu claridad y ayudar a relajarte, también aumentas tu bienestar y felicidad.

Un estudio del hospital General de Massachussets escaneó el cerebro de participantes antes y después de participar en un curso de ocho semanas de meditación consciente (mindfulness). El estudio concluyó que las partes cerebrales asociadas con la compasión y la auto-consciencia aumentaron y disminuyó la actividad en las partes cerebrales asociadas con el estrés.

En los minutos inmediatos después de meditar experimentamos contento, conciencia y empatía. La meditación regular consigue estos efectos a largo plazo.

 brain-supplements-7

10- Practica la gratitud.

La gratitud aumentará no solo nuestra felicidad sino nuestra calidad de vida. Para ser más agradecido con las cosas que nos pasan y las personas podemos hacer varias cosas. Por ejemplo, podemos llevar un diario apuntando a diario las experiencias con las que nos sentimos agradecidos en nuestro día a día. También podemos compartir estas experiencias con nuestras personas allegadas o mostrarles esta gratitud.

 secondaryImage_3036

Fuente: http://blog.bufferapp.com/