Beneficios de Cenar Temprano

r-FAMILY-MEALTIME-large570

 

Ir a dormir con un estómago medio vacío y con la digestión hecha es muy interesante para nuestra salud. Los horarios de los españoles difieren mucho de los de otras culturas en Europa y alrededor del mundo. En muchos países la cena es una de las comidas principales y una de las comidas más largas junto con el desayuno. Tenemos que relativizar un poco porque no solamente comer temprano es importante sino también qué y cómo comemos.

Como hemos comentado anteriormente, es interesante comer varias veces al día porque así repartimos la ingesta de calorías y controlamos mejor nuestro hambre y podemos seguir una buena dieta. Muchos nutricionistas recomiendan un desayuno y comida alto en calorías junto con una cena ligera. Otros planes nutricionales dividen el consumo de calorías de forma casi uniforme en 3, 4 o 5 comidas al día. Comer cada 3 o 4 horas nos ayudará a resistir los caprichos o a sentir sensación de hambre a deshora.

Al menos entre semana, en días laborables, deberíamos cenar un poco más temprano si nuestros horarios nos lo permiten. En el fin de semana, si salimos y vamos a dormir tarde no es recomendable ya que nos va a entrar hambre a medianoche o pasada medianoche, entonces podemos permitirnos cenar más tarde.

También sabemos que deberíamos ir a dormir más temprano de lo que lo hacemos. Escatimar en las horas de sueño no sólo nos hará sentir sin energía el día siguiente sino que puede incrementar el riesgo a sufrir enfermedades cardiovasculares, depressión o la presión sanguínea.

Entonces, ¿cuáles son los beneficios de cenar más temprano?

  • Más facilidad para controlar el peso (tanto perderlo como mantenerlo): Si dejamos varias horas entre nuestra cena y nuestro desayuno nuestro cuerpo tiene más tiempo para procesar la comida de forma más eficiente. De todas formas no penséis que saltándonos el desayuno y no comer hasta la comida vaya a incrementar aún más este factor. Si nos saltamos el desayuno nuestro cuerpo va a almacenar insulina lo cual puede aumentar tu riesgo para la obesidad.

 

  • Sueños más dulces: Las cenas pesadas pueden causarnos indigestión que puede interferir en el sueño. Cenando unas horas antes de ir a dormir vamos a disminuir la probabilidad de aparición de ácidos estomacales que nos provocan los molestos ardores de estómago. También es importante no beber alcohol por la noche porque sino vamos a tener un sueño menos profundo y reparador. Dos copas son suficientes para ello. Y  también tendremos menos cantidad de sueño REM que es la fase del sueño en la que tenemos sueños oníricos. De esta forma, vamos a despertarnos más frecuentemente y vamos a descansar peor.

 

  • Mejor salud: Tomar un tentempié en la madrugada se ha relacionado con un incremento en los niveles de los triglicéridos, un tipo de lípidos (grasa) que se encuentran en la sangre. Nuestro cuerpo convierte cualquier caloría ingerida no usada en triglicéridos. Altos niveles de esta grasa pueden incrementar el riesgo de sufrir ataques de corazón o aplopejía (derrame cerebral).

 

Los mejores médicos del mundo son:  el doctor dieta,  el doctor reposo y  el doctor alegría. Jonathan Swift

Anuncis

10 Cosas que Hacer Para Ser Más Feliz

1- Haz más ejercicio.

En el American College of Sports Medicine’s Health & Fitness Journal han hablado recientemente de un entrenamiento con intervalos de 7 minutos que se ha demostrado científicamente que produce los beneficios del fitness en pocos minutos. Así que si tenéis poco tiempo, podréis encontrar un hueco en esta agenda para estos ejercicios que os llevan menos de 10 minutos.

Como ya sabemos, el ejercicio tiene efectos importantes en nuestra felicidad y bienestar y es efectivo para superar la depresión a largo plazo. Haciendo ejercicio liberamos endorfinas y proteínas que nos hacen sentir una sensación agradable y más felicidad.

cerebro felicidad


ACTIVIDAD CEREBRAL DESPUÉS DE CAMINAR 20 MINUTOS.

2- Duerme más

Dormir nos ayuda a recuperar nuestro cuerpo y mente de la actividad diaria lo cual nos ayudará a ser más productivos y a centrar más la atención en las tareas que hagamos el día siguiente.

Po Bronson y Ashley Merryman cuentan como dormir nos hace menos sensitivos a las emociones negativas; Los estímulos negativos son procesados por la amígdala y las memorias neutrales o positivas son procesadas por el hipocampo. Cuando experimentamos una privación del sueño, es decir cuando pasamos muchas horas sin dormir, nuestro hipocampo se ve mucho más afectado que la amígdala lo que significa que si no dormimos vamos a responder mejor a los estímulos negativos y no vamos a evocar memorias agradables.

 

En otro experimento de Walker, estudiantes privados de sueño intentaron memorizar una lista de palabras. Pudieron recordar el 81% de las palabras con una connotación negativo como por ejemplo ‘cancer’ pero sólo recordaron el 31% de palabras con una connotación positiva o neutral como ‘rayo de sol’ o ‘basket’.

 Privación del Sueño

3- Vive cerca del trabajo:

Un viaje corto hacia el trabajo diariamente es mejor que una casa grande, en efectos en nuestro bienestar. Este trayecto lo hacemos dos veces al día, cinco veces por semana y nos afecta más de lo que pensamos. No nos habituamos al trayecto, como lo hacemos con otros hábitos, porque a veces hay más o menos tráfico y circular en un tránsito denso es un estímulo negativo.

Des de mi punto d vista, esta variable sería probablemente diferente si se realizara el trayecto en trasporte público y deberían hacerse estudios para comprobarlo.

4- Pasa tiempo con amigos y familiares.

Uno de los 5 remordimientos en el lecho de muerte es no haber pasado más tiempo con la familia y amigos.

Diversos estudios han demostrado cómo pasar tiempo social con nuestros relativos o amigos afecta a cuan felices nos sentimos. Incluso para los introvertidos, los momentos sociales con nuestros allegados son altamente valiosos para mejorar nuestro bienestar.

Las interrelaciones y ayudar a los demás son factores clave para vivir vidas placenteras. El beneficio más grande que sacamos de las relaciones sociales no viene de tener personas con las que contar cuando pasamos malos momentos y sentirnos amados por ellos sino de ayudar a los otros. Las personas que ayudan a amigos, y vecinos, aconsejándoles y preocupándose por ellos, tienden a vivir más años.

 Caucasian family with toddler son washing English Bulldog in backyard.

5- Sal a la calle.

Pasar tiempo al aire libre mejora nuestro bienestar. Pasar 20 minutos fuera cuando hace buen tiempo no incrementa solamente el buen humor sino que ensancha el pensamiento y mejora la memoria de trabajo.

Los participantes de un estudio de la Universidad de Sussex en el Reino Unido, son sustancialmente más felices en ambientes naturales que en ambientes urbanos.

9990767-young-woman-enjoying-the-fresh-air

6- Ayuda a los demás.

Para ser más feliz, ayuda a los otros. El tiempo óptimo que debemos pasar ayudando a los demás y así enriquecer nuestras vidas son dos horas a la semana o 100 horas al año.

 ayuda-help-fair-play-empatia-foul-solidaridad

7- Sonríe.

El solo hecho de sonreír puede hacernos sentir mejor y aliviar el dolor pero es más eficaz cuando lo respaldamos con pensamientos positivos.

Un estudio de la Michigan State University business scholar sugiere que aquellas personas que practican una sonrisa falsa durante el día terminan con mal humor y esto afecta a su productividad. Pero los trabajadores que cultivan pensamientos positivos mejorar su estado de ánimo y se retractan menos de sus tareas.

Se puede diferenciar perfectamente una sonrisa verdadera y una sonrisa falsa porque cuando sonreímos y reímos de verdad se contraen los músculos involuntarios oculares; son involuntarios porque no los podemos controlar. Con una sonrisa falsa estos músculos no se mueven.

De todas formas, forzar una sonrisa en momentos de aflicción o angustia es suficiente para subir nuestro estado de ánimo ligeramente. Es lo que los psicólogos llamamos la hipótesis de la retroalimentación (o feedback) facial, en que la actividad muscular en si misma iniciaría la producción de la propia experiencia emocional.

real-and-fake


Sonrisa falsa vs. Sonrisa verdadera

8- Planea un viaje.

Organizar unas vacaciones produce más sensación agradable que el hecho de irse de vacaciones.

Un estudio publicado en la revista Applied Research in Quality of Life indicó que el punto álgido de más felicidad vino cuando se planeaban las vacaciones porque los empleados experimentaban una anticipación y expectación.

Este incremento en la felicidad producida por la sensación de anticipación duró 8 semanas. Una vez volvieron de las vacaciones, la felicidad volvió inmediatamente a los niveles base de cada empleado.

 TravelPlanning

9- Medita.

Con la meditación además de mejorar tu atención, tu claridad y ayudar a relajarte, también aumentas tu bienestar y felicidad.

Un estudio del hospital General de Massachussets escaneó el cerebro de participantes antes y después de participar en un curso de ocho semanas de meditación consciente (mindfulness). El estudio concluyó que las partes cerebrales asociadas con la compasión y la auto-consciencia aumentaron y disminuyó la actividad en las partes cerebrales asociadas con el estrés.

En los minutos inmediatos después de meditar experimentamos contento, conciencia y empatía. La meditación regular consigue estos efectos a largo plazo.

 brain-supplements-7

10- Practica la gratitud.

La gratitud aumentará no solo nuestra felicidad sino nuestra calidad de vida. Para ser más agradecido con las cosas que nos pasan y las personas podemos hacer varias cosas. Por ejemplo, podemos llevar un diario apuntando a diario las experiencias con las que nos sentimos agradecidos en nuestro día a día. También podemos compartir estas experiencias con nuestras personas allegadas o mostrarles esta gratitud.

 secondaryImage_3036

Fuente: http://blog.bufferapp.com/

Relajación y Entrenamiento Autógeno de Schultz

4
La relajación sirve para liberar tensiones, corporales y mentales y para conseguir un equilibrio y bienestar físico y sobretodo psicológico. Cuando nos relajamos conseguimos una ausencia de agitación, lo que nos lleva a disminuir nuestra ansiedad y estrés, la indignación, el enfado, nuestros miedos y también mediar en la depresión.

Con la relajación aminoramos nuestro ritmo cardíaco, respiración y actividad cerebral, aliviamos la tensión muscular y conseguimos un descenso en la presión arterial. Además, mejoramos nuestra atención y nuestra toma de decisiones.

¿Qué requerimos para relajarnos? Primero de todo un ambiente propicio, sin ruidos fuertes, que nos ayude a centrar la atención en la relajación-meditación. Segundo, una postura corporal que nos sea cómoda, preferiblemente estirarnos relajando nuestros músculos y liberando las tensiones. Hay gente que le gusta practicar la relajación mientras escucha música relajante, otros prefieren el silencio y centrarse en la propia respiración, ambas técnicas son correctas.

La meditación, es una gran técnica para relajarnos. Además también podemos usar técnicas para relajarnos que requieren de actividad física como la yoga y el tai chi o técnicas del bodywork como pueden ser diversos masajes corporales o la acupuntura.

Voy a proponeros dos técnicas de relajación para que podáis practicarlas en casa y, en caso de necesidad, aprender a utilizarlas en la calle o en el sitio de trabajo. En psicología hay dos técnicas de relajación muy utilizadas que son el entrenamiento autógeno de Schultz y la relajación muscular progresiva de Jacobson. Hoy vamos a centrarnos en la relajación de Schultz y aquí podéis encontrar la de Jacobson: Relajación muscular progresiva de Jacobson

Entrenamiento autógeno de Schultz.

Los objetivos que debemos tener en cuenta para esta técnica psicoterapeutica son conseguir un estado de relajación, aprender a relajarnos con la compañía de música relajante; aprender a escucharnos internamente, lo que en psicología se llama introspección; aliviar el estrés o ansiedad; y aprender estrategias para tranquilizarnos en un futuro cuando nos sintamos estresados. Con esta técnica de auto relajación conseguimos un descanso similar al sueño y con la practica regular podemos conseguir autorregular funciones orgánicas como la cardiovascular, respiratoria y digestiva. Está técnica va muy bien practicarla con un guia; un terapeuta y también se puede practicar en grupo pero vamos a enfocarla hoy para que podamos practicarla nosotros mismos como una técnica de auto relajación.

Esta técnica no es recomendable para personas que sufran de arritmias cardíacas o problemas cardiovasculares. Sin embargo, estas personas pueden practicar los dos primeros ejercicios de esta relajación.

Para practicar esta técnica necesitamos controlar las condiciones ambientales; requerimos tener una luz tenue o completamente apagada; una temperatura moderada, -que no pasemos frío, ni calor- aunque al relajarnos, disminuimos nuestra función metabólica así que es más probable que notemos frío que calor; si esto pasa podemos taparnos con una manta o ponernos un jersey; Además necesitamos estirarnos en una superficie cómoda como puede ser una esterilla o colchón.

Schultz nos refiere a imágenes referentes a las funciones del sistema vegetativo. Así, se traduce la relajación muscular con la sensación de peso en los músculos, y usamos, por ejemplo, la instrucción de ‘Me pesa el brazo’.

Este entrenamiento requiere de muchas sesiones dónde se progresa en el aprendizaje de la técnica. No obstante, podemos practicar una versión más corta y adaptada de esta relajación para una sesión.

Debemos tener en cuenta que esta técnica puede ser usada en momentos de nuestra vida cuotidiana cuando nos sintamos muy agobiados. Para ello, podemos usar 2 o tres minutos para practicar el ejercicio de relajación en una situación real para disminuir el estrés. Además de estirados, esta relajación puede ser practicada sentados con el cuerpo y cabeza inclinados hacia delante, los brazos apoyados en el regazo y dejando caer las manos entre las piernas, como nos muestra la siguiente imagen:

images

Es clave de este entrenamiento no cambiar el orden de los ejercicios. Esta relajación consta de seis ejercicios que trabajan diferentes funciones y pasaremos en cada ejercicio unos tres o cinco minutos; es importante nunca excedernos de cinco minutos por ejercicio. Si queréis utilizar música tranquilizante debéis escogerla antes de la sesión y ponerla en el momento de iniciarla.

Una vez estirados, nos diremos mentalmente que ‘Estoy completamente tranquilo‘. Es habitual que durante la relajación nos vengan a la mente pensamientos que no tengan a ver con el ejercicio, no debemos luchar contra ellos sino dejarnos desaparecer solos centrandonos en nuestra respiración y en nuestras sensaciones corporales.

Ejercicio 1: Se trata de una relajación muscular centrándonos en el peso y sirve para liberar tensiones musculares. Nos vamos a dar la instrucción de ‘Mis brazos y piernas son muy pesados’. Lo vamos a repetir 6 veces lentamente, sin prisas. Finalmente no diremos ‘Estoy completamente tranquilo’.

Ejercicio 2: En este ejercicio nos basamos en el calor para relajar los vasos sanguíneos. Es importante saber que podemos aprender a ejercer un control sobre nuestro sistema vascular ya que la apertura de los vasos sanguíneos está regulada por el sistema nervioso. Controlando el sistema nervioso incidimos también en el vascular. La afirmación que nos diremos también 6 veces será ‘Mi brazos y piernas están calientes’. Finalmente diremos ‘Estoy completamente tranquilo’.

A partir de aquí las personas con arritmia cardíaca deben continuar con la relajación centrandose en su respiración pero en ningún caso deben practicar los siguientes ejercicios.

Ejercicio 3: En este ejercicio regulamos el corazón. Los factores psicológicos inciden en gran manera en el corazón y con este ejercicio no pretendemos disminuir la frecuencia cardíaca ya que esto puede ser peligroso; Con la relajación la frecuencia cardíaca ya disminuye su ritmo de manera natural; sino que queremos aprender a sentir nuestro corazón. Para ello, se repetirà 6 veces la frase ‘El corazón late tranquilo y regularmente’.

Ejercicio 4: Este ejercicio se basa en el control de la respiración para que ésta se desarolle de forma natural y automática sin nuestra voluntad. Es decir, no utilizaremos ejercicios de respiración voluntaria ya que queremos que surja una respiración de forma automática, tranquila y serena. Para ello, utilizaremos la afirmación ‘La respiración es tranquila y regular’; Lo repetiremos 6 veces; y al finalizar nos diremos la frase ‘Estoy completamente tranquilo’.

Ejercicio 5: En este ejercicio trabajamos la regulación abdominal y queremos sentir una sensación agradabale de calor en la región abdominal. Es preciso concentrarnos en la zona que se encuentra unos 5-7 centímetros por encima del ombligo. Nos diremos 6 veces la frase ‘Mi abdomen irradia calor’. Y al terminar nos repetiremos la frase ‘Estoy completamente tranquilo’.

Ejercicio 6: Aquí queremos refrescar la frente. Con los ejercicios anteriores habremos conseguido una sensación de baño sedante y un relajo para nuestro cuerpo. No queremos que nuestra sangre se aglutine en la cabeza así que es importante producir una sensación refrescante a la zona de la frente. Esta vez afirmaremos 6 veces que ‘Mi frente está agradablemente fresca’. Al terminar, nos diremos ‘Estoy completamente tranquilo’.

Este es el último ejercicio, después del cual debemos practicar la retirada que significa volver a un estado de activación y movimiento corporal. Para ello, primero moveremos lentamente las manos y los brazos, inspiraremos profundamente, abriremos los ojos y nos incorporaremos.

Psicología Positiva

wellbeing_happiness_august_convissor1

La psicología positiva, fundada por Martin Seligman, es una rama de la psicología que se centra en hacer la vida normal de los individuos más gratificante y satisfactoria y no se centra meramente en el tratamiento de la enfermedad mental. La psicología positiva pone énfasis en que centrarnos solamente en el desorden puede llevarnos a un conocimiento limitado y parcial de la condición de cada persona. Si usamos nuestros puntos fuertes podemos conseguir felicidad y gratificación a diario. Podemos definir esta disciplina como el estudio científico del comportamiento humano des de las dimensiones biológica, personal, relacional, institucional y cultural. Conseguir una salud mental completa requiere, de un bienestar emocional, un bienestar psicológico, un bienestar social además de un nivel bajo de enfermedad mental.

Uno de los objetivos de la psicología positiva es ayudar a cambiar los patrones negativos de pensamiento de la gente para cambiar cómo se sienten. Sin embargo, cualquier intento de eliminar las emociones negativas de nuestras experiencias vitales tendría la consecuencia de perder la variedad y la profundidad de nuestras experiencias emocionales. Tenemos que incrementar las emociones positivas teniendo en cuenta que esto no significa que automáticamente las emociones negativas van a decrecer o que una disminución de las emociones negativas no necesariamente va a incrementar las emociones positivas.

Las tres áreas de interés de la psicología positiva son: a) las emociones positivas que engloban estar contento con nuestro pasado, estar feliz con nuestro presente y tener esperanza para nuestro futuro; b) los rasgos de personalidad positivos como por ejemplo las fortalezas, las virtudes, los talentos, los placeres, la creatividad, la resiliencia, la inteligencia emocional, etc. ; y c) las instituciones positivas que se centran en cómo promover todos estos aspectos desde las instituciones sociales y mejorar la comunidad.

La psicología positiva se puede aplicar, por ejemplo, al desarrollo personal, la educación, al trabajo o al manejo del estrés y se interesa por practicas como el optimismo, la gratitud, el ejercicio físico, la meditación o la expresión artística para mejorar estados de ánimo, el bienestar subjetivo, las relaciones personales, etc.

La terapia en esta área combina las técnicas de la psicología tradicional como pueden ser la reestructuración cognitiva, modificación de conducta, la programación extralingüística etc., con técnicas que mejoran las estrategias, recursos y fortalezas para fomentar el bienestar y una buena calidad de vida . No se centra la atención en la enfermedad o el síntoma que produce malestar sino en el crecimiento personal.

Así pues, la psicología positiva nos ayuda a llevar vidas significativas y satisfactorias y a mejorar las experiencias vitales individuales, en el amor, en el trabajo y en el ocio.

Meditación Mindfulness

mindfulness

La meditación mindfulness o meditación consciente que se usa en psicología está basada en la meditación budista aunque no está relacionada, en este caso, con la religión o espiritualidad y se trata de concentrarse en la atención y la conciencia de uno mismo en el momento presente sin juzgarnos y aceptar cada sentimiento, cada pensamiento y cada sensación que nos venga a la atención. Para ello tenemos que identificar todo lo que nos pasa por la mente en el momento presente con una perspectiva abierta, con curiosidad y aceptación. El mindfulness se puede usar para tratar el dolor, la ansiedad y el estrés, depresiones e incluso desordenes alimentarios o adicciones. En psicología, existe un programa concebido por Jon Kabat-Zinn que usa la meditación mindfulness específicamente para reducir el estrés. No obstante, como cualquier meditación, no tiene porque usarse para tratar un problema o desorden sino que puede usarse para relajarse y tomar conciencia de uno/a mismo/a. 

La meditación mindfulness nos lleva al bienestar mediante el incremento de la conciencia y mediante su practica puede ayudarnos a adquirir o mejorar nuestras técnicas para controlar la concentración lo que nos puede ser muy útil para nuestros estudios o trabajo. Además, nos ayuda a aprender a aceptarnos como somos y cómo pensamos mediante el reconocimiento de nuestros patrones mentales -maneras recurrentes de pensar, categorizar las cosas, o sentir- lo que nos permitirá, si queremos, responder a las nuevas situaciones de maneras alternativas a las que usualmente recurrimos. Si esto no fuera suficiente, este tipo de meditación también puede ayudarnos a conciliar mejor el sueño además de ganar control sobre nuestras emociones y comportamientos durante el día, lo que es especialmente útil para personas con ansiedad, estrés o otras patologías porque les proporciona un control sobre el procesamiento cerebral del dolor y de sus emociones.

¿Cómo puedo practicar la meditación consciente por mi cuenta?

  • Primeramente tenemos que encontrar un sitio dónde podamos estar cómodos ya sea sentados en una silla o almohada o estirados al suelo en una esterilla con nuestra espalda y cuello rectos pero sin tensión.
  • El segundo paso es muy importante y se trata de borrar de la mente todos los pensamientos o sentimientos del pasado o del futuro y centrarnos en el momento actual, en el presente.
  • Para empezar a adentrarnos en la meditación podemos centrar nuestra atención en nuestra respiración, a cómo el aire entra y sale de nuestro cuerpo al respirar todo ello sin forzar la respiración, dejándola fluir, estando relajados pero conscientes. El centrar nuestra atención a un objetivo – como puede ser la respiración – hace que nos mantenga anclados en el momento presente. Tenemos que recordar de volver a enfocar nuestra atención en este si nuestra mente se desvía o es distraída por objetivo o sensación ya sea externo -un ruido, un objeto de la habitación- como interno.
  • Tenemos que estar abiertos a cada pensamiento, o sensación que se nos pase por la mente, dejarlo venir y marcharse a su aire, ya sea una preocupación, esperanza, ansiedad, etc. Pueden venirnos a la mente memorias, planes que tenemos para el futuro incluso canciones. Nuestro cometido aquí es volver al momento presente. Tenemos que usar la respiración para mantenernos tranquilos y no reprimir estas sensaciones sino simplemente reconocerlas y aceptarlas. Si intentamos evitar pensar va a tener un impacto negativo en nuestra meditación, así que, simplemente, si vemos que nos distraemos tenemos que volver nuestra atención en la respiración.
  • Cuando terminemos tenemos que sentarnos un o dos minutos, tomar conciencia de la habitación donde estemos y activarnos gradualmente.

Si eres principiante tendrás suficiente con 10 o 15 minutos, luego puedes incrementar el tiempo de meditación a 20, 30, 45 minutos e incluso una hora.

La verdad en si misma solo puede ser alcanzada dentro de uno mediante la más profunda meditación y conciencia.

~Buda

Pensamiento positivo

positive-thinking-21
Pensar en positivo nos ayudará a aumentar nuestra motivación y nos facilitará cambiar hábitos. Estamos muy acostumbrados a oír no hagas esto o tal cosa es mala para ti pero no nos dan una alternativa de comportamiento para poder cambiar esa cosa que no tenemos que hacer o que nos perjudica. Oír frases en negativo no va a hacer que modifiquemos nuestra conducta, lo único que se conseguirá es frustrarnos, agobiarnos, enfadarnos o que seamos más escépticos a todo lo que se nos dice. Así pues, necesitamos frases en positivo, que nos den alternativas posibles a las actitudes que debamos modificar y también dárselas a los otros cuando queramos comunicarles algo que creemos hacen mal o deben cambiar.

Pero además es importante que cambiemos también la forma en como nos hablamos a nosotros mismos porque una parte muy importante de la motivación nos va a venir dada por nosotros mismos, es lo que se llama motivación intrínseca, y para ello tenemos que establecer un diálogo interno positivo ya que esto no sólo nos va a motivar sino que nos va a llevar a vivir experiencias más interesantes además de ayudarnos a manejar el estrés. Pensar en positivo tiene buenas consecuencias para nuestra salud como disminuir el riesgo de depresión y disminuir la angustia, augmentar nuestro bienestar físico y psicológico además de disponer de mejores estrategias para afrontar momentos estresantes o adversos.

Una actitud positiva no significa ser optimista e iluso sino tener esperanza. No es bueno para nosotros tener una actitud negativa ante lo que se nos presenta en nuestro día a día, y sí tenemos que ser realistas pero no ser nuestro propio enemigo.

Cuando tengamos un pensamiento negativo o nos hablamos de forma negativa a nosotros mismos tenemos que hacer el esfuerzo de reformularlo con una alternativa positiva, intentar buscando qué de bueno puede tener la situación o qué podemos hacer nosotros para sacar un provecho o no salir malparados de ella. También es importante valorarnos a nosotros mismos y no decirnos siempre todo lo malo que tenemos o hacemos lo cual no significa volverse egocéntrico sino darnos el valor que merecemos ya que muchas veces somos los más duros con nosotros mismos.

Tenemos que convertir el pensar en positivo en un hábito y esto requiere esfuerzo y perseverancia pero todos podemos conseguirlo.

¿Por qué es importante el fitness?

El fitness se refiere a la salud física y el bienestar personal que se consigue mediante el ejercicio físico y una dieta sana adecuada.

Tenemos la idea que la gente que hace fitness son los que practican el culto al cuerpo, con mucho musculo y que participan en los típicos concursos de competición o belleza, pero el fitness no es solamente fuerza muscular y resistencia. Cualquier persona que busque para si misma un equilibrio, puede practicar fitness. Con el fitness se trabaja la flexibilidad y resistencia, el sistema cardiovascular, la agilidad y velocidad, el equilibrio, la fuerza y la constitución física. Debemos tener en cuenta diferentes parámetros que dependen de cada persona y adaptar el tipo de actividad que sus necesidades o intereses particulares requieran. Algunos preferirán ir a correr o en bicicleta, otros ir al gimnasio a hacer maquinas, otros asistir a clases de aerobic, baile o artes marciales, otros hacer yoga o pilates, otros excursiones, senderismo, etc, y todo esto engloba el fitness. Si aún no sabes qué te gusta más, prueba diferentes cosas, varia de actividad y seguro que encontrarás algo que te interese.

La actividad física diaria puede cambiarnos la vida a mejor. Andar una hora al día es muy importante además de dedicar unas 3 o 4 horas semanales a hacer ejercicio. ¿Cuáles son los cambios que podemos experimentar? El bienestar físico y emocional, el no estar tan agresivos, agobiados o estresados en nuestro día a día. Además, puede ayudarnos a prevenir o combatir enfermedades cardiovasculares, el colesterol alto, la osteoporosis, diabetes, algunos tipos de cáncer y la presión arterial alta.

fitness¿Pero además de prevenir enfermedades, en qué me ayuda el fitness?

Primeramente, nos vamos a sentir con mucha más energía y vitalidad, nos va a ayudar a estar más activos durante el día y va a enfortalecer nuestro sistema inmunológico. Recordad que el fitness engloba una dieta sana y no solamente el ejercicio físico. Una persona que haga ejercicio a diario pero que coma siempre en el McDonald’s no va a tener estos beneficios, la salud física está un 70% en lo que comemos y un 30% en la actividad física.

Por otro lado comer sano y ejercitarnos va a ayudar a quemar la grasa que nos sobre y a perder peso hasta estabilizarlo o a transformar nuestro cuerpo y hacerlo más fuerte y resistente. También va ayudarnos con los dolores de espalda al fortalecer los músculos abdominales y de la espalda y a tener un tronco fuerte lo cual mejorará nuestro equilibrio.

Pero es que además también es muy bueno para nuestro cerebro ya que mejora nuestras emociones y salud mental, experimentamos menos estrés y ansiedad, estamos más tranquilos y de mejor humor, es muy buen método para prevenir o combatir la depresión y estados emocionales apáticos, mejora nuestra cognición y nos ayuda a dormir mejor.

¿Pero cómo es que tiene todos estos beneficios, debe tener algún contra, no? Senzillamente requiere de un compromiso personal, de una motivación -de la que hablaremos más adelante en otra entrada- y de querer cambiar nuestro estilo de vida. Porqué esto es de por vida, aunque una vez se empieza ya se convierte en un hábito y las mejoras internas que notas y la mejora en tu cualidad de vida ya te motivarán después a seguir estas conductas, al final lo acabarás necesitando. Lo importante y más difícil es empezar y la preserverancia incial. Es clave no esperar a tener tiempo para hacer ejercicio o para comer bien sino hacer tiempo en nuestra rutina para ello y convertirlo en parte de tu agenda.

La riqueza real es la salud, no el oro ni la plata” ~Mahatma Gandhi.