Limonada casera

5202-limonada-casera-bebida-refrescante-para-ninos

Con este calor apetecen bebidas frías y refrescantes. Muchas veces cometemos el error de consumir bebidas que no nos quitan la sed porque tienen muchos azúcares e ingredientes químicos que nos hacen querer beber más y más para aplacar la sed en vez de quitarnosla.

Por este motivo, personalmente no consumo los típicos refrescos que pueden comprarse al supermercado, como sodas, ‘limonadas’ y ‘naranjadas’ con gas, etc. Durante el verano (y todo el año) mi bebida de elección es el agua. De todas formas, a veces apetecen bebidas con otro sabor. No pasa nada si tomamos un refresco de vez en cuando. En verano la gente también toma mucho tinto de verano, vino y cervezas. No pasa nada si lo consumimos en moderación. De todas formas debemos contar que tomando una cerveza añadimos unas 100 kcal más a nuestro aporte calórico diário.

Si queremos quitarnos la sed con una bebida fresca, saludable y con muy pocas calorías os recomiendo preparar limonada casera. Es de lo más senzillo.

Necesitamos 2 o 3 limones, agua y edulcorante. Aquí debo hacer un apunte. Hay gente que usa azúcar para preparar su limonada. También podéis prepararla con azúcar, tendrá menos calorías que los refrescos que compramos. De todas formas hay alternativas. Yo utilizo edulcorante pero pueden usarse también otros ingredientes dulces naturales como el azúcar integral, el sirope de arce, la miel si la consumís, melazas, sirope de agave, sirope de manzana o fructosa. Alguna gente está en contra de los edulcorantes químicos o artificiales. Yo los uso en muy poca cantidad porque llevan 0 calorías. Aunque también pienso que se tiene que hacer un consumo reducido de ellos.

Para preparar la limonada utilizo un exprimidor eléctrico en el que pones el limón a trozos y separa él mismo la piel del jugo. Sale un jugo más concentrado, más fuerte que el que saldría si lo exprimiéramos a mano con un exprimidor natural.

Por cada vaso de jugo de limon pongo 5 vasos de agua. Utilizo el mismo recipiente para medirlo. Con tres limones lleno un vaso.

Lo que yo hago es poner unas 12 gotas de edulcorante dentro del vaso del jugo de limón recién exprimido. Y luego unas 8 más cuando ya he mezclado el limón con el agua. Esta cantidad de edulcorante equivaldría a 3 cucharaditas de azúcar. El edulcorante es muy dulce así que no necesito más. He leído recetas de limonada casera en las que usan un vaso entero de azúcar. Para mi es demasiado azúcar, pero a veces cuesta más endulzar una bebida con azúcar blanco o de caña.

Cuando tenemos la limonada preparada, la metemos en el frigorífico para que se refresque y puede tomarse tal cual o con hielo, hojas de menta y rodajas de limón o lima.

Nos sale una limonada muy refrescante con menos de 50 kcal. Pensad que de esta cantidad salen unos 6 vasos (dependiendo de su tamaño).

Anuncis

Comida para tu Piel

food-skin-health

Hay alimentos que pueden proteger nuestra piel de los rayos solares; que no significa que tengan el mismo efecto que un protector solar, éstos son siempre imprescindibles; o que regeneran nuestra piel. También hay otros alimentos que ayudan a mantener una piel saludable, lisa, tersa, bonita y sin arrugas. Vamos a hacer un listado de alimentos que, mediante su consumo, cuidan de nuestra piel.

Las fresas y cualquier fuente de Vitamina C evitan que salgan arrugas y la sequedad relacionada con envejecer. La vitamina C es una de las más famosas, y se puede encontrar en naranjas, kiwis, brócoli y pimientos, entre otros.

Los tomates tienen licopeno que es lo que les atorga su color rojo característico y es un carotenoide que mantiene nuestra piel suave. Los carotenoides tienen un afecto antioxidante que nos protege de sufrir daños durante la fotosíntesis, así pues consumir licopeno va a protegernos de quemarnos la piel con el sol. La sandía también es una buena fuente de licopeno. Otras frutas que contienen carotenoides son el mango, la papaya y los albaricoques.

Las zanahorias nos aportan vitamina A que previene la sobre producción de células en las capas externas de la piel, lo que significa que tendremos menos células muertas y poros negros.

Otra vitamina que nos ayuda a protegernos de los rayos solares es la Vitamina E que podemos encontrar en las almendras. Cuando decimos que nos protege de quemarnos queremos decir que si juntamos a dos personas con un mismo tipo de piel, el mismo rato debajo el sol, la persona que tome estos alimentos tardará más tiempo a que la piel se le vuelva roja o quemada que el otro.

Además, la vitamina E también es antioxidante así que mantiene a nuestras arterias libres de radicales libres peligrosos. Otros alimentos con Vitamina E son los aguacates, las avellanas y los piñones.

El tofu y otros alimentos con soja como, por ejemplo, la leche de soja, son ricos en isoflavonas que ayudan a preservar el colágeno la función del cual es mantener nuestra piel firme. También ejercen una función antioxidante.

Tomar una taza de café con cafeína al día podría disminuir el riesgo de desarrollar cáncer de piel. Y consumir espinacas y demás vegetales de hoja verde, gracias a su folato que sintetiza, mantiene y repara nuestro ADN, también nos defienden de desarrollar cáncer. El folato también se encuentra en las legumbres y los cacahuetes.

Siguiendo con la prevención del cáncer, no podemos olvidarnos del te verde que tiene grandes propiedades antioxidantes, anti inflamatorias y anti cáncer.

El chocolate negro es otro antioxidante ya que tiene flavonoles que nos ayudan a mantener una piel suave y protegida de los rayos solares.

Y evidentemente debemos mantenernos hidratados bebiendo unos 8 vasos de agua al día.

Los azúcares, la sal, el alcohol y el tabaquismo son dañinos para la piel, además de para nuestro organismo así que debemos moderar su consumo. 

Anemia Ferropénica

ANEMIA-FERROPENICALa anemia ferropénica es la anemia más común y es causada por una falta de hierro en el organismo lo cual desencadena en una disminución en la producción de glóbulos rojos sanos. El hierro es un elemento clave para la producción de los glóbulos rojos ya que la hemoglobina -una proteína que se encuentra en los glóbulos rojos- es formada por la proteína llamada transferrina. La función de los glóbulos rojos es llevar oxigeno a los tejidos de nuestro cuerpo. Éstos glóbulos se producen en la médula ósea y se van regenerando, es decir ejercen su función durante unos meses, nuestro cuerpo elimina los glóbulos rojos viejos y produce nuevos glóbulos rojos.

La falta de hierro en nuestro organismo puede venir dada por diferentes motivos; por ejemplo, llevar una dieta dónde se consume poca cantidad de hierro, que nuestro cuerpo no absorba bien el hierro, estar embarazada ya que entonces nuestro cuerpo requiere de más cantidad de hierro, o una hemorragia o pérdida de sangre abundante a causa, por ejemplo, de períodos menstruales frecuentes y abundantes, o enfermedades que causen sangrado estomacal o intestinal.

¿Cómo saber si se tiene anemia?

Los síntomas son sentirse cansado, débil y decaído, como si te pesaran los brazos y te faltara la fuerza, tener dolores de cabeza, sentirse de mal humor e irritable o tener mareos al incorporarse. Si la anemia es grave también puede darse un color pálido en la piel, uñas quebradizas, dolor en la lengua, latidos irregulares o dificultad para respirar correctamente porque, como hemos dicho, la función de los glóbulos rojos es la de oxigenar.

La anemia, además, puede afectar al sistema inmune haciendo que seamos más propensos a infecciones.

La anemia se diagnostica mediante análisis de sangre y se puede tratar con suplementos de hierro además de aumentar la cantidad de hierro consumida en la dieta.

¿Cuáles son alimentos vegetarianos ricos en hierro? Las legumbres nos aportan gran cantidad de hierro -la soja, las lentejas, los garbanzos, las judías, los guisantes- y también los vegetales con hojas de color verde intenso como la acelga y las espinacas. Otras fuentes importantes de hierro son los cereales integrales como la avena o el pan integral – que está fortificado con hierro-, la levadura de cerveza, las yemas de los huevos, los frutos secos como las avellanas, almendras y nueces, albaricoques, ciruelas, pasas, etc.

La vitamina C ayuda a absorber el hierro de los alimentos así que es interesante tomar zumo de frutas o poner unas gotas de limón en los alimentos.

Así pues, una dieta variada nos asegurará un aporte de hierro suficiente para no tener ningún déficit