Tofu frito

Tofu frito

Os propongo una receta muy rápida y fácil de preparar que yo hice como tapa o entrante. En vez de cortar el tofu a daditos también podéis hacerlo en tiras más grandes.

Ingredientes: 

  • Tofu
  • Harina (del tipo que queráis; trigo, arroz, maiz, garbanzo)
  • Agua
  • Salsa de Soja
  • Miel o azúcar

Preparación:

  1. Cortar el tofu a daditos o a tiras
  2. Poner harina en un plato hondo y verter un poco de agua, poco a poco, e ir mezclando hasta que quede una pasta no muy espesa y tampoco muy clara. Las cantidades las veréis a ojo, depende de la cantidad de tofu que queráis preparar. 
  3. Mezclar el tofu con la pasta de harina, que quede empapado por todos los lados.
  4. Freír el tofu en una sartén con aceite
  5. Preparar la salsa que vamos a verter por encima del tofu frito. Si os gusta la miel podéis mezclar un poquito de miel con salsa de soja y vertirlo por encima del tofu. Si queréis hacer la receta completamente vegana podéis substituir la miel por un poco de azúcar -y darle un sabor agridulce- o simplemente servirlo con salsa de soja y quedará un sabor más salado.
Anuncis

Health 2020

WHO - OMS
El septiembre de 2012 la oficina Regional de Europa de la OMS (Organización Mundial de la Salud) aprobó una política para mejorar y promover la salud de la población europea denominada Health 2020 y que pretende implicar y movilizar a los políticos europeos concienciándolos de la importancia de proteger la salud física y psicológica de la población, además de dar poder a los ciudadanos, consumidores y pacientes.

Esta política defiende que la salud es uno de los mayores recursos de la sociedad ya que beneficia a todos los sectores y es esencial para el desarrollo social y económico porque contribuye a la productividad . Requiere de una implicación activa de la población para proteger y aumentar su bienestar personal y esto se consigue posibilitando a los individuos a tener control sobre su propia salud.

Health 2020 tiene en cuenta el aumento de las desigualdades en la atención sanitaria entre los diferentes países europeos -poniendo énfasis en los grupos más vulnerables y minoritarios- la reducción de los servicios públicos a causa de la recesión así como el aumento de enfermedades crónicas y trastornos de salud mental, la falta de cohesión social, amenazas ecológicas y la incertidumbre financiera que amenazan los sistemas sanitarios.

¿Cómo vamos a conseguir cambios en estas áreas problemáticas? Por una parte mediante la inversión en programas de promoción de la salud y en la mejora de la salud de la población. Defienden que beneficios reales para la salud pueden conseguirse de manera asequible si se adoptan estrategias efectivas. Es importante que en este mundo globalizado los países trabajen en equipo para resolver los desafíos. Y por otra parte con el fortalecimiento de los sistemas sanitarios con una aproximación en las personas y centrados en la evidencia y que garanticen una atención de alta calidad.

En el siguiente link podéis leer y descargaros el documento en inglés http://www.euro.who.int/__data/assets/pdf_file/0009/169803/RC62wd09-Eng.pdf

¿Por qué es importante el fitness?

El fitness se refiere a la salud física y el bienestar personal que se consigue mediante el ejercicio físico y una dieta sana adecuada.

Tenemos la idea que la gente que hace fitness son los que practican el culto al cuerpo, con mucho musculo y que participan en los típicos concursos de competición o belleza, pero el fitness no es solamente fuerza muscular y resistencia. Cualquier persona que busque para si misma un equilibrio, puede practicar fitness. Con el fitness se trabaja la flexibilidad y resistencia, el sistema cardiovascular, la agilidad y velocidad, el equilibrio, la fuerza y la constitución física. Debemos tener en cuenta diferentes parámetros que dependen de cada persona y adaptar el tipo de actividad que sus necesidades o intereses particulares requieran. Algunos preferirán ir a correr o en bicicleta, otros ir al gimnasio a hacer maquinas, otros asistir a clases de aerobic, baile o artes marciales, otros hacer yoga o pilates, otros excursiones, senderismo, etc, y todo esto engloba el fitness. Si aún no sabes qué te gusta más, prueba diferentes cosas, varia de actividad y seguro que encontrarás algo que te interese.

La actividad física diaria puede cambiarnos la vida a mejor. Andar una hora al día es muy importante además de dedicar unas 3 o 4 horas semanales a hacer ejercicio. ¿Cuáles son los cambios que podemos experimentar? El bienestar físico y emocional, el no estar tan agresivos, agobiados o estresados en nuestro día a día. Además, puede ayudarnos a prevenir o combatir enfermedades cardiovasculares, el colesterol alto, la osteoporosis, diabetes, algunos tipos de cáncer y la presión arterial alta.

fitness¿Pero además de prevenir enfermedades, en qué me ayuda el fitness?

Primeramente, nos vamos a sentir con mucha más energía y vitalidad, nos va a ayudar a estar más activos durante el día y va a enfortalecer nuestro sistema inmunológico. Recordad que el fitness engloba una dieta sana y no solamente el ejercicio físico. Una persona que haga ejercicio a diario pero que coma siempre en el McDonald’s no va a tener estos beneficios, la salud física está un 70% en lo que comemos y un 30% en la actividad física.

Por otro lado comer sano y ejercitarnos va a ayudar a quemar la grasa que nos sobre y a perder peso hasta estabilizarlo o a transformar nuestro cuerpo y hacerlo más fuerte y resistente. También va ayudarnos con los dolores de espalda al fortalecer los músculos abdominales y de la espalda y a tener un tronco fuerte lo cual mejorará nuestro equilibrio.

Pero es que además también es muy bueno para nuestro cerebro ya que mejora nuestras emociones y salud mental, experimentamos menos estrés y ansiedad, estamos más tranquilos y de mejor humor, es muy buen método para prevenir o combatir la depresión y estados emocionales apáticos, mejora nuestra cognición y nos ayuda a dormir mejor.

¿Pero cómo es que tiene todos estos beneficios, debe tener algún contra, no? Senzillamente requiere de un compromiso personal, de una motivación -de la que hablaremos más adelante en otra entrada- y de querer cambiar nuestro estilo de vida. Porqué esto es de por vida, aunque una vez se empieza ya se convierte en un hábito y las mejoras internas que notas y la mejora en tu cualidad de vida ya te motivarán después a seguir estas conductas, al final lo acabarás necesitando. Lo importante y más difícil es empezar y la preserverancia incial. Es clave no esperar a tener tiempo para hacer ejercicio o para comer bien sino hacer tiempo en nuestra rutina para ello y convertirlo en parte de tu agenda.

La riqueza real es la salud, no el oro ni la plata” ~Mahatma Gandhi. 

Cita de Pitágoras

Citació

No mojes nunca tu pan ni en la sangre ni en las lágrimas de tus hermanos. Una dieta vegetariana nos proporciona energía pacífica y amorosa y no sólo a nuestro cuerpo sino sobre todo a nuestro espíritu. Mientras los hombres sigan masacrando y devorando a sus hermanos los animales reinará en la tierra la guerra y el sufrimiento y se matarán unos a otros, pues aquel que siembra el dolor y la muerte no podrá cosechar ni la alegría, ni la paz ni el amor.

Pitágoras

¿Por qué soy vegetariana?

vegetarianismo
Empiezo este blog con una introducción a lo que como para que me conozcáis mejor. En este blog vamos a hablar de nutrición, de fitness y ejercicio físico, de salud física y mental y de temas psicológicos diversos.

Mucha gente piensa que los vegetarianos y veganos sólo comemos hierba del campo y lechuga. En serio. Nos encontramos con mucha desinformación y muchas leyendas urbanas y es debido a los intereses de los mercados en esta sociedad de consumo además de la educación recibida.

Las razones por las que hace 6 años decidí sacar los animales de mi dieta fueron meramente morales en mi caso. Siempre he tenido una simpatía y sentimiento cercano hacia los animales añadiéndole que soy una persona muy empatica y ya sabéis el dicho: No hagas a los demás lo que no te gustaría que te hicieran a ti. Cuando tuve una edad, me informé activamente, porque si no buscas la información no te la van a dar en los medios de comunicación por claros intereses, y tuve clarísimo que necesitaba cambiar mi alimentación. El problema más grande de cómo funciona la industria actualmente es la globalización y la demanda excesiva. Comemos carne varias veces al día cuando antiguamente se comía de vez en cuando. Lo divertido es cuando los omnívoros nos preguntan, ¿eres vegetariano, entonces qué comes? Cuando ellos siempre comen carne acompañada de algo más pero ésta está omnipresente. Y el dilema moral ya no es tanto la muerte en si del animal sino las condiciones inhumanas y la constante tortura a qué están expuestos.

Pero en este blog no voy a ser una activista por los animales ya que me centro en la salud. Los que estéis interesados encontraréis artículos por Internet además de variedad de libros de filósofos que tratan este tema. Si os interesa os doy referencias.

Una vez inmersa en el vegetarianismo te vas interesando cada vez más por la nutrición y por tu salud y vas introduciendo cambios en tu vida que te hacen sentir mejor con ti misma y con tu entorno. En una próxima entrada hablaré de las ventajas para nuestra salud que tiene la dieta vegetariana.

Entonces, ¿qué comemos los vegetarianos? El nombre lo dice, sobretodo productos vegetales; desde cereales y granos (pan, arroz, pasta, avena, trigo, soja, garbanzos, alubias y cualquier legumbre) hasta verduras y tubérculos, plantas, frutas, frutos secos y semillas, algas marinas y hongos, chocolate, seitán y tofu (que son proteínas vegetales hechas de germen de trigo y de soja respectivamente), huevos, leche y derivados y miel.

Más adelante escribiré entradas para el veganismo así como otras dietas alternativas que son poco conocidas y comprendidas. Además, en este blog podréis encontrar recetas sanas y completas que os podrán dar ideas para variar, de vez en cuando, vuestra dieta.

Y nos vamos con la frase del día, Mens sana in corpore sano. Cuidaros porque nadie lo hará por vosotros.